FacebookTwitterLinkedInRSS Feed
Error
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 76
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 80
Sábado, 21 Junio 2014 20:35

Drácula

Escrito por

Tengo que reconocer que, a diferencia del proceso que suele seguirse en estos casos, que es el de leerse primero un libro y luego ver la adaptación cinematográfica del mismo (y que suele ir seguido del conocido tópico de “pues me gustó más el libro”…), en mi caso yo llegué hace muchos años a Drácula, la novela, a través de Drácula de Bram Stoker, la película de Francis Ford Coppola, de la que soy un gran fan. Este proceso hizo que en mi caso la opinión fuese en un primer momento “pues me gustó más la peli”. Sin embargo, con el paso de los años y la madurez esta opinión ha ido revirtiéndose poco a poco hasta el día de hoy en que tengo a Bram Stoker por uno de los escritores más infravalorados de la historia de la literatura universal.

Y es que el irlandés Abraham “Bram” Stoker (1847-1912) llevó a cabo una intensa labor como novelista, con obras tan interesantes como La joya de las siete estrellas (1903) o La dama del sudario (1909), y como cuentista con relatos cortos tan conseguidos como El entierro de las ratas o El secreto del oro creciente. Aunque desde luego ninguna de sus otras obras es comparable al éxito que le haría pasar a la posteridad: Drácula (1897), la novela definitiva sobre vampirismo, que convertiría a su protagonista en un mito literario universal, como Hamlet, Don Quijote, o el monstruo de Frankenstein.

Y precisamente con este último comparte el personaje del Conde transilvano la desgracia de haber sido deformado sistemáticamente a lo largo del siglo XX y XXI por las numerosísimas versiones cinematográficas que han ido simplificando cada vez más su retrato, distanciándolo de la profunda y compleja caracterización que hizo Stoker del mismo en su novela hasta convertirlo simplemente en un monstruo grotesco, o lo que es aún mucho peor, en un lánguido e inofensivo héroe romántico adolescente y reflectante (por culpa de la petarda que perpetró y se forró con la saga Crepúsculo, o como yo prefiero llamarla, la saga “Escrúpulo”…).

Por eso, no está de más volver a acercarse a esta novela “adulta” sobre vampiros que el mismo Oscar Wilde (escritor irlandés también, e injustamente mucho mejor considerado críticamente que Stoker) consideró no sólo la obra de terror mejor escrita de todos los tiempos, sino incluso la novela más hermosa jamás escrita. Tal vez exagerara por ser ambos buenos amigos, pero sí que es cierto que es una novela con muchísima más calidad literaria de lo que la gente cree. Escrita aunque mucha gente no lo sepa en modo epistolar, como una recopilación de supuestos textos manuscritos como cartas de los protagonistas, diarios, cuadernos de bitácora, noticias de periódicos… etc., el autor consiguió dotarla de una gran cohesión y coherencia para contar a lo largo de casi quinientas páginas vibrantes la historia del inmortal señor de las tinieblas que ha inquietado a millones de lectores durante más de un siglo y seguirá haciéndolo durante mucho tiempo más… si el cine no termina haciendo una versión Disney de él.

Bram Stoker

Abraham “Bram” Stoker

Un equipo de cinco investigadoras, cuatro de ellas de la Universidad de Deusto, y otra de la Universidad Católica de Temuco, presentan en este artículo el resultado de una investigación sobre los efectos de la Enseñanza Recíproca sobre la comprensión lectora, hábitos lectores y fluidez de alumnos de clase media-baja de Educación Primaria pública en el País Vasco.

En la Enseñanza Recíproca, durante la lectura, el profesor, a través del modelado y del pensamiento en voz alta en un contexto de diálogo, va mostrando de forma explícita a los alumnos cuatro estrategias de comprensión y monitoreo (resumir, preguntar, clarificar y precedir), hasta que realizan el proceso por sí mismos. En el artículo se argumenta la idoneidad de esta metodología por su flexibilidad y adecuación para el desarrollo de la comprensión lectora.

A continuación se explican en detalle el método y el desarrollo (incluidos los materiales y el procedimiento) del experimento, que se realizó sobre 239 alumnos de primaria con pre y postest, y con grupo control de 104 alumnos, midiendo la comprensión lectora, fluidez y hábitos lectores. Los resultados revelaron que la intervención tuvo efectos positivos en las tareas de resumen y recuerdo, pero no en los hábitos lectores ni en la fluidez.

Domingo, 15 Junio 2014 12:57

Cartas a palacio

Escrito por
Título: Cartas a palacio
Autor: Jorge Díaz
Editorial: Planeta (A la venta desde el 21 de abril de 2014) 
 
En el contexto bélico de la Primera guerra mundial (1914-18), a España no le queda más remedio que mantenerse neutral porque no posee ni ejército ni su economía está saneada después del desastre del 98.
Pese a la neutralidad oficial, el país se verá involucrado, de forma indirecta, en la contienda por el suministro de alimentos y metales a los países en conflicto, por la presencia de una importante rede de espías y por la oficina que el rey Alfonso XIII organiza en palacio para responder a las cartas que familiares de prisioneros y desaparecidos le envían para que medie. El rey ejercerá una auténtica tarea humanitaria.
Es una novela coral narrada en presente histórico, que alterna los puntos de vista de los numerosos personajes, con lances románticos, eróticos y sexuales, en la que no faltan tríos y romances.
 
Jorge Díaz
Nació en Alicante en 1962. Escritor y guionista de televisión (como Hospital central) después de haber sido reportero de radio. Su primera novela, Los números del elefante, sobre la emigración española a Brasil durante los años 50, apareció en 2009. En 2012 publicó La justicia de los errantes y en 2014 acaba de publicar Cartas a palacio.
 
                                                               
Jorge Díaz
 
Viernes, 13 Junio 2014 20:43

El camino

Escrito por

Con la enorme cantidad de premios literarios que consiguió con sus novelas el gran narrador pucelano Miguel Delibes (1920-2010), a mí me siguen pareciendo mejores algunas de las que no obtuvieron premio (El príncipe destronado es una auténtica joya en su género…), y especialmente siempre ha sido una de mis favoritas El camino (1950). Y es que esta novela, que ahora ha quedado un poco olvidada pero que durante muchos años se mandó leer a los alumnos en los institutos, es ideal para inocular el hábito lector en los adolescentes ya que habla de un tema universal como es la amistad en la infancia, algo con lo que es imposible no sentirse identificado…

La novela cuenta la historia de Daniel el Mochuelo, un niño de once años que vive feliz en su aldea, junto a sus amigos y su gente, hasta que su padre decide mandarlo a la ciudad a estudiar el Bachillerato. La noche antes de partir, como no puede conciliar el sueño, el niño conmovido hasta la médula se acordará de sus aventuras junto a sus dos mejores amigos, Roque el Moñigo y Germán el Tiñoso, y nosotros a la vez iremos teniendo noticias de las andanzas de la gente sencilla de la aldea. A través de los recuerdos de Daniel entraremos en un mundo encantador y fascinante como es la vida del campo percibida por un niño que sólo ha conocido esa realidad.

El tono tierno, simpático y humano que adopta el narrador es desde luego uno de los principales méritos de esta novela, aunque en mi opinión es sobre todo la caracterización de los tres niños y de la relación existente entre ellos la que nos hace conmovernos hasta la médula y la que hace de esta novela una de las obras maestras de la narrativa contemporánea. Yo reconozco que hace mucho que la leí, pero los nombres de los tres protagonistas nunca se me han olvidado. Por algo será. Una lástima que cada vez se lea menos a Delibes…

Miguel Delibes

Miguel Delibes

Viernes, 06 Junio 2014 12:40

El ocho

Escrito por

Recuerdo haber leído hace ya muchos años las casi ochocientas páginas de El ocho (1988) de Katherine Neville y aunque hoy día apenas recuerdo su argumento, sí que recuerdo nítidamente que me las bebía una a una. Y es que a Neville se le puede achacar que no escriba alta literatura, y que su prosa no sea precisamente la de Joyce, pero si algo no se le puede recriminar es que no sepa cómo construir una trama apasionante. Muchos años antes de que pareciera que Dan Brown había inventado la pólvora con su El código Da Vinci, ya esta mujer había patentado y perfeccionado la fórmula de la novela estructurada en torno a la posesión de un objeto histórico valioso que va pasando por las manos de algunos de los personajes más poderosos que han regido los destinos de Europa…

Como ya he dicho, no recuerdo muy bien el argumento así que tomaré prestado el que aparece en la Wikipedia, que para cuestiones académicas no es nada recomendable, pero para salir del paso da muy bien el pego. Según explica en tan insigne enciclopedia del saber, la novela cuenta como “Catherine Velis, experta en ordenadores, se ve involucrada en la peligrosa búsqueda de un legendario ajedrez que perteneció a Carlomagno. En sus piezas se halla una fórmula vinculada a la alquimia, la masonería y las fuerzas cósmicas y, al parecer, quienes intentan recuperarlas sufren amenaza de muerte.
La novela transcurre en una parte importante de la historia europea, de 1790 a 1973, y en ella se da a conocer a los singulares propietarios de los trebejos, los crímenes que cometieron y la relación que sostuvieron con grandes figuras de su tiempo, como Napoleón, Robespierre, Rousseau, Giacomo Casanova, Voltaire, Isaac Newton o Catalina la Grande.”

En definitiva, intriga mezclada con historia (tomada de manera muy libre, por supuesto…) y ajedrez en un cocktel explosivo que ha seducido a millones de lectores en los últimos veinticinco años y que ha demostrado ser mucho más perdurable en el tiempo que otros best-sellers que han pasado mucho más rápidamente de moda como la novela de Dan Brown a la que aludíamos anteriormente, mientras que la de Neville sigue estando en todos los stands de libros de bolsillo de todo el mundo, algo a lo que contrubuyó además la publicación en 2010 de una continuación, El fuego, protagonizada por la hija de la protagonista de El ocho.

Katherine Nevile

 Katherine Neville

Artigas- Pallarés, J. (2009). Dislexia: enfermedad, trastorno o algo distinto. Revista de Neurología, 48, p. 63-69. 

La autora, Mª del Mar Ruiz Domínguez, de la Universidad de Almería, ha trabajado durante un año utilizando álbumes metaficcionales, que presentan una complejidad superior a la de la mayoría de los textos narrativos, y observando cómo los lectores utilizan en su interpretación conocimientos implícitos así como distintas habilidades y estrategias cognitivas y metacognitivas. 

En este caso es precisa una competencia literaria que incluya, en la comprensión lectora, la conciencia del funcionamiento de la historia, las convenciones del género, la subversión de los textos literarios y la intertextualidad, entre otros aspectos.

La autora investigó a estudiantes de diez años en una metodología cualitativo-interpretativa y estudió sus respuestas ante los álbumes situándolas en dos categorías: las respuestas de comprensión y las respuestas de interpretación. Los resultados, ampliamente documentados y comentados, revelan que las estudiantes construyeron una experiencia lectora mediante el reconocimiento del funcionamiento y de las estrategias de los álbumes seleccionados, a partir de inferencias, reelaboraciones e interpretaciones cada vez más complejas.

Lunes, 02 Junio 2014 21:23

Adulterio

Escrito por
Título: Adulterio
Autor: Paulo Coelho
Editorial: Planeta (saldrá a la venta el 19 de agosto de 2014) 
 
El último libro de Paulo Coelho se titula Aduterio y se basa en una selección de emails intercambiados con sus lectores. Es, por tanto, un libro de relatos de internautas en el que analiza las causas por las que mujeres que viven en pareja cometen adulterio.
La protagonista es Linda, una atractiva periodista, de unos treinta años que se empieza a cuestionar su apatía ante la rutina y la previsibilidad de su vida, aunque para todos sea perfecta: está casada con un hombre rico, tiene  dos hijos y una carrera exitosa en uno de los periódicos más importantes de Ginebra. 
En medio de esta crisis personal tiene que entrevistar a Jacob Könic, un antiguo novio del instituto, y que ahora es un político de éxito. 
Al tiempo que redescubre la pasión que le faltaba, se enfrentará a una elección que va a alterar su vida. 
 
Paulo Coelho
Escritor brasileño que nació en Río de Janeiro en 1974 en el seno de una familia de la burguesía católica. Tras estudiar en un colegio de jesuitas, comenzó Derecho pero abandonó los estudios. Se unió al movimiento hippie y, entre 1970 y 1972, viajó por Centro América, Europa y África. A su regreso, se dedicó al periodismo, a componer letras para canciones, a realizar guiones para televisión y dirección escénica. Tras hacer el Camino de Santiago, publicó su primera novela, El peregrino de Santiago. Más tarde vendría El Alquimista, el libro brasileño más vendido de todos los tiempos. Sus obras se ha traducido a numerosos idiomas y es miembro de la Academia Brasileña de las Letras.
 
 
Paulo Coelho

Este trabajo, presentado por Zulema Ramos Gaona para optar al título de Magister en la Universidad Nacional de Colombia, propone el diseño y la implementación de una estrategia dirigida a alumnos de octavo grado con el fin de mejorar sus niveles de comprensión lectora de textos científicos. 

El punto de partida es una revisión teórica que se centra en las preguntas como estrategia pedagógica para reforzar los niveles de comprensión literal, inferencial y analógica al enfrentarse a los textos de las materias de ciencias. Asimismo, se plantea el valor de dicha estrategia como mecanismo de evaluación. 

El diseño de los tipos de preguntas se podría considerar la parte más novedosa de este trabajo, el cual, además, expone el contexto y la metodología en que se lleva a cabo la experiencia, así como los resultados obtenidos, que revelan la eficacia de la estrategia que se pone a prueba. Las conclusiones y las recomendaciones para su implementación, así como los anexos, pueden servir de apoyo para trabajos de naturaleza similar.

 

Sábado, 31 Mayo 2014 11:48

Leyendas

Escrito por

Si hay un escritor en la historia de la literatura española con capacidad de evocar, de sugerir con sus palabras mucho más de los que estas dicen en su sentido literal, ese es desde luego Gustavo Adolfo Bécquer. Lo hace en verso con sus archiconocidas Rimas (que ya recomendamos en esta sección hace tiempo) y lo hace en prosa con sus maravillosas Leyendas. Y es que Bécquer fue toda su vida ante todo poeta, e incluso cuando trabajaba en una de sus leyendas lo hacía como un poeta, es decir, pensando y reflexionando hasta el límite cada palabra. De ahí que las Leyendas estén escritas en la mejor prosa poética, antecedente directo de la que luego cultivarían en el Modernismo Valle-Inclán en las Sonatas o Juan Ramón Jiménez en Platero y yo.

En las Leyendas se perciben perfectamente las principales características de la personalidad del poeta sevillano (al estilo de lo que ocurre con Edgar Allan Poe y su Narraciones fantásticas, no por casualidad consideradas habitualmente como un antecedente directo de Bécquer), esa hipersensibilidad enfermiza, esa obsesión por lo inalcanzable, especialmente por el amor y las mujeres inalcanzables, esas mismas amadas que caprichosas que acaban propiciando la desgracia de su enamorado, ese gusto por las tradiciones antiguas, por el folklore más lleno de supersticiones, donde el mundo de los vivos, el de los muertos e incluso el de los sueños se dan la mano. Todos estos elementos y muchos más se repiten una y otra vez en sus mejores leyendas como Maese Pérez el organista, El miserere, La cruz del diablo o las que constituyen mis tres favoritas: El beso, El rayo de luna y la insuperable El monte de las ánimas.

La mayoría hemos leído las Leyendas (o al menos alguna de ellas) en alguna etapa escolar. Pero tanto si es así como si se trata de alguien que nunca ha tenido esa suerte, nunca está de más acercarse a ellas a cualquier edad, releerlas, redescubrirlas. Y es que pocas lecturas hay que se disfruten tanto mientras se están leyendo y que te dejen luego un poso tan duradero tan permanente, que te tienen varios días dándole vueltas a cada una de las historias o casos, ya que en último término cada uno de ellos constituye una suerte de Expediente X hispano del siglo XIX.

Gustavo Adolfo Bécquer

Libros para descargar

Libros para descargar